BookStyle | Guía de lujo en Barcelona y Madrid
       

Madrid. Capital del flamenco

Septiembre 2015 | Tendencias | Noche | Madrid

Madrid siempre ha vivido el flamenco intensamente. Todo artista que se precie tiene que comparecer ante el público madrileño. El arte jondo se respira en sus fiestas, sus teatros, sus tablaos, sus tabernas y bares.
Madrid. Capital del flamenco
Madrid. Capital del flamenco
Carmen Amaya
Madrid. Capital del flamenco
Madrid. Capital del flamenco

La contribución de Madrid al flamenco ha sido siempre permanente y destacada, ejerciendo en diversas épocas de capital del mismo, dejando su huella artística en la forma y mundo del flamenco, con la aportación de una nutrida nómina de artistas, con el mayor despliegue escénico para que pudiera tomar imagen, alimentar la profesionalidad, y, en consecuencia, la creatividad que se manifestó en teatros, cafés y todo tipo de locales y escenarios, o sea, reavivar y alimentar un arte.


Caldo de cultivo propicio

El majismo madrileño, ubicado principalmente en los barrios de Lavapiés y el Barquillo, las tonadillas y los sainetes madrileños de don Ramón de la Cruz, los fandangos de candil y el teatro de género andaluz, crean un ambiente propicio para que se manifiesten, a finales del s. XVIII y primera mitad del XIX, estilos preflamencos; ambiente que, a su vez, propiciará la pronta llegada de artistas flamencos a la búsqueda de mercado propicio para su arte. También ayudó a su llegada las relativamente buenas comunicaciones entre la capital y Andalucía.

En 1853 varios periódicos se hicieron eco de una actuación o fiesta pública flamenca. En este mismo año se celebran otros espectáculos y se requiere la presencia del mítico Planeta y María Borrico. También actúa en Madrid el cantaor de más prestigio de la época, Silverio Franconetti; la última actuación, días antes de su muerte, en 1889.

Es notorio que en la etapa de los Cafés Cantantes, Madrid es un puntal. Blas Vega tiene recogidos 85 establecimientos y nos da cuenta de que la primera noticia aparecida sobre este tipo de espacios es sobre el Café de Cervantes.

Desde entonces, ha acogido a la élite del flamenco y ha sido cuna de artistas propios.


La Copa Pavón
El éxito que el cante fl amenco había cosechado entre el público hizo que Madrid se convirtiera en centro cantaor de especial relevancia. La mayoría de los artistas de renombre decidieron asentarse en “La Corte” para dar sentido a su carrera artística y comenzaron a proliferar los espectáculos en teatros.

Aprovechando la repercusión del primer concurso del 22 en Granada, el empresario del madrileño Teatro Pavón, situado en la calle Embajadores, decidió crear la llamada Copa Pavón, un galardón que serviría para aumentar el prestigio del cantaor premiado. La final se celebró el 24 de agosto de 1925 y los participantes fueron el Niño Escacena, Pepe Marchena, el Cojo de Málaga, El Mochuelo y Manuel Vallejo, que resultaría el ganador indiscutible del certamen. Sin embargo, un año después la cosa cambió. El triunfador fue Manuel Centeno, que interpretó unas magníficas saetas, pero en el ánimo de todos quedó que debería haber recaído de nuevo del lado de Vallejo, por lo que fue el propio don Antonio Chacón el que decidió, en desagravio, entregarle la Segunda Llave de Oro del Cante al maestro sevillano, de manos de Manuel Torre. La primera le había sido entregada, siglo XIX, a Tomás el Nitri.

Toda esta parafernalia, repetida en multitud de ocasiones por diferentes puntos de España -aunque no con tanta repercusión-, generó lo que posteriormente se llamó la Ópera Flamenca.

Tras la Ópera Flamenca llegó la etapa neoclásica, dando paso a los festivales, concursos, peñas, academias de baile… y los tablaos, que siguen siendo hoy de los mejores del país.

Por todo ello Madrid es capital de flamenco. Y cada vez más.


Ruta flamenca con mucho arte
La capital de España, sin duda, tiene duende y dispone de una variada oferta para organizar una interesante ruta flamenca a cualquier hora del día. Casa Patas, premio “Enrique Maya” 2009 a la difusión del flamenco, es un establecimiento singular que combina a la perfección la restauración tradicional y los espectáculos flamencos de calidad. Corral de la Morería, reconocido mundialmente como la Catedral del Flamenco, está emplazado en un lugar privilegiado del corazón de Madrid, con unas vistas inmejorables al Palacio Real en pleno casco histórico.


Antonio Chacón: por caracoles
Antonio Chacón reformó y fijó, musicalmente, un traje hecho a su medida, este estilo de cante que cantaba con esta letra:
Cómo reluce
la gran calle de Alcalá,
cómo reluce
cuando suben y bajan
los andaluces.
Vámonos, vámonos
al café de la Unión,
en donde paran Curro Cúchares,
el Tato y Juan León.



Centro de flamenco Amor de Dios
Amor de Dios es el Centro de Arte, Flamenco y Danza Española por excelencia de Madrid. En Amor de Dios está escrita buena parte de la historia del baile flamenco y la danza española de los últimos 50 años. Por sus estudios han pasado, entre otros, Antonio, Carmen Amaya, Pilar López, Rosario, Gades, Güito...
 


TEXTO | Francisco Hidalgo Gómez
GRABADOS DIGITALES | José Hidalgo Gómez

Recomendamos:

Corral de la Morería

 Corral de la Morería

Morería 17
T: 91 365 84 46
Casa Patas

 Casa Patas

Cañizares 10
T: 91 369 04 96
AÑADIR COMENTARIO

0Comentarios