BookStyle | Guía de lujo en Barcelona y Madrid
       
Ver también:
 Volver

Monasterio de la Inmaculada Concepción
Arquitectura religiosa

Este monasterio, la mayor joya histórico-artística del pueblo de Loeches, fue fundado en 1640 por el valido del rey Felipe IV, es decir, el Conde-Duque de Olivares. Desde entonces ha albergado el panteón familiar de sus descendientes; actualmente, la duquesa de Alba y su familia. El monasterio es de estilo barroco. Su fachada se atribuye a Alonso Carbonell, arquitecto del “Casón del Buen Retiro”, y se asemeja mucho al de la Encarnación de Madrid. En su tejado se impone el punto más alto del monasterio: un chapitel empizarrado, bajo el cual se encuentra una gran cúpula. Los techos están ricamente ornamentados también al estilo barroco. El altar presenta unos grandes frescos de Fernando Calderón, que recuerdan el estilo de Miguel Ángel. Frente al altar hay una tribuna de hierro forjado, que antiguamente se comunicaba con las estancias privadas del Conde-Duque, realizada para que pudiera oír misa en sus últimos días. Desde su fundación, este convento alberga una comunidad de monjas dominicas, dado que el Conde-Duque era descendiente de Sto. Domingo de Guzmán. Los ricos patronos del monasterio lo dotaron de variadas riquezas, como una valiosa colección de cuadros de Rubens, Bassano, Veronés, Tizziano, Tintoretto y quizás alguno de Miguel Ángel. La invasión francesa de 1809 se apoderó de la pinturas y se cree que la mayoría están hoy en el museo del Louvre en París.

Datos de contacto:

Plaza Duquesa de Alba, 2
Loeches
T: 91 866 70 57