BookStyle | Guía de lujo en Barcelona y Madrid
       

Joyería española: arte y cultura sobre la piel

Octubre 2017 | Tendencias | Compras | Barcelona

Por más que aparezcan nuevos diseñadores, la joyería tradicional que se trabaja en España existirá siempre, aunque permanezca en constante renovación.
  • Majoral | © Majoral
  • Chus Burés
  • Koetania
  • Carrera y Carrera
  • Bagués
  • Isabel Guarch
  • Hàbit Espai de Joies

Las joyas que se elaboran en España se identifican con el espíritu, la ideología y la tradición del mismo país. Una tradición que se mantiene vigente en muchas empresas que aportan valor añadido a sus colecciones ‘made in Spain’.

Si bien es cierto que existen joyas para cada ocasión, muchos son los consumidores de joyería que cuentan con piezas propias que no se quitan nunca dado que, por norma general, las joyas combinan con todo y van asociadas a acontecimiento únicos e inolvidables. Pero también hay personas que apuestan por portar piezas diferentes en función del acontecimiento.

Dado que la industria joyera es parte del arte que define cada época, la joyería tradicional existirá siempre, por mucho que las nuevas generaciones busquen la forma de actualizar los cánones existentes.

Cristina Yanes es la presidenta de la Asociación de Joyeros, Plateros y Relojeros de España (AEJPR), la agrupación más importante del sector de la joyería en España. Yanes representa a las más de 3.000 empresas que forman parte de la agrupación, todas ellas vinculadas a la industria, la artesanía y el comercio especializado.

B.S. ¿Cómo ha evolucionado el sector de la joyería en España y en qué punto se encuentra?
C.Y. Hace años la tradición hacía que los negocios familiares pasaran casi automáticamente de generación en generación; pero actualmente la joyería necesita más que tradición, no basta con heredar el negocio familiar sino que hay que quererlo, sentirlo y sentirse identificado con él, pues se compite con grandes empresas muy profesionalizadas y no todo es experiencia y tradición. Se necesita mucha formación y preparación para estar en el mercado y no quedarse atrás. 

B.S. ¿Y cómo cree que se puede adaptar a los nuevos tiempos?
C.Y. En España hacemos joyas que se identifican con nuestro espíritu, nuestra ideología y nuestra tradición. Sería bueno transmitir a la juventud la existencia de joyas como objetos de valor que acompañan sentimientos por parte de quien los regala y que van más allá de ser un complemento personal. Son piezas con arte capaces de pasar de generación en generación, no objetos de moda de usar y tirar.

B.S. ¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta el sector?
C.Y. Uno de los más graves es que la mentalidad del consumidor de joyas está cambiando. Durante años hemos vendido la idea de la joya de diario, ponible, asequible, fácil, cómoda… Tanto es así que ahora se le llama joya a cualquier complemento de moda. De hecho, se le llama “joya” a piezas de bisutería que no cumplen en absoluto con los mínimos que definen a una pieza de joyería.

B.S. Más allá de las ventajas evidentes para los turistas extracomunitarios que se pueden beneficiar de la exención del IVA, ¿qué hace atractiva la inversión en joyería española?
C.Y. Que los joyeros españoles somos capaces de crear casi todos los estilos y tendencias de lo que se mueve hoy por el mundo. Seguimos teniendo grandes fábricas en Córdoba que siguen fieles a su estilo sin haber mermado su calidad pero la joyería catalana y valenciana aporta diseños más atrevidos y vanguardistas, así como los fabricantes gallegos, que siguen haciendo joyería heterogénea y son capaces de mantener estilos más tradicionales adaptándolos a las tendencias actuales. Y en Madrid siguen existiendo joyerías de toda la vida que crean su propio estilo capaz de ser identificado por el consumidor.

B.S.¿Existe una joya para cada momento o bien una misma creación sirve para cualquier ocasión?
C.Y. Existen joyas para cualquier ocasión: el consumidor manda y hay piezas que viven con sus dueños porque no se las quitan nunca. Pero, por supuesto, intentamos crear joyas diferentes para momentos diferentes y personas diferentes.

B.S. ¿Qué tipo de piezas escoge la gente que no está en su tierra para regalar a sus allegados?
C.Y. Normalmente piezas sin tallaje, como colgantes que representan algún simbolismo con España. Desde Yanes vendemos muy bien las colecciones Malpica y Alhambra inspiradas en parte de nuestra historia.

B.S. Podría decirse que las piedras preciosas como el diamante y los metales nobles como el oro o el platino siguen siendo los reyes. ¿Cree que se abrirán las puertas a nuevos materiales?
C.Y. Sí, diamante, oro, platino y también plata siguen siendo los reyes de la alta joyería. Creo y espero que por muchos nuevos materiales que aparezcan difícilmente podrán desplazar a estas piedras y metales preciosos. Pero las modas y tendencias son imprevisibles, y a veces incomprensibles, por lo que no podemos bajar la guardia y dejar que las tendencias nos hagan sombra.

B.S. ¿Qué aportan los nuevos diseñadores a la industria?
C.Y. Los jóvenes diseñadores aportan grandes ideas que muchas veces los joyeros no nos atrevemos a llevar a cabo porque los costos resultan elevados cuando se trabaja con metales preciosos. La joyería asequible es mucho más arriesgada y abierta a experimentar con modas y tendencias. Sin embargo, la joyería es parte del arte que define cada época. Por ejemplo, la joyería tradicional existirá siempre aunque las nuevas generaciones intentemos dar un toque personal que sirva como actualización.

B.S. ¿Cómo afronta la industria joyera española la competencia de las grandes marcas internacionales?
C.Y. Las grandes marcas internacionales necesitan elevar mucho sus precios debido a sus grandes infraestructuras y marketing; sin embargo, en España somos capaces de ofrecer las mismas calidades a precios más competitivos. La joyería China de calidad es tan cara como la europea, pero la fabricación oriental barata no reúne los mínimos de calidad que exige el mercado europeo.

B.S. La compra de joyería y relojería es la que más ha crecido entre las preferencias de los extranjeros. ¿A qué es debido?
C.Y. Joyería y relojería son artículos muy agradecidos y fáciles de llevar. Además España es un país muy interesante a nivel turístico, y su atractivo por la relación calidad-precio favorece que el visitante pueda invertir en compras de nuestro sector.

 

Cristina Yanes
Fue nombrada presidentade la Asociación Española de Joyeros, Plateros y Relojeros (AEJPR) en julio de 2016 tras acumular una larga trayectoria profesional que empezó en 1979 en la empresa Yanes. Gemóloga por el Instituto Gemológico Español y especialista en diamantes, se ha dedicado por completo al diseño, fabricación y comercialización de joyería a todos los niveles. Desde su nombramiento al frente de la entidad, se ha caracterizado por su compromiso con volver a poner en el mapa a la industria joyera.

 

Joyería inspirada en el mediterráneo
El estilo de la joyería Majoral nace en la Formentera de los años 70 en un ambiente familiar y en contacto con la naturaleza. Un estilo de vida que se refleja en sus creaciones, de belleza esencial y mediterránea. Las colecciones se elaboran artesanalmente en el taller propio, entendiendo una joya como un importante elemento de expresión de la imagen personal. La isla está presente en cada una de las creaciones convirtiéndose en una pequeña porción del paraíso que podemos llevar con nosotros.

www.majoral.com
 

  

AÑADIR COMENTARIO

0Comentarios