BookStyle | Guía de lujo en Barcelona y Madrid
       

Barcelona Style

Qué ver

Ver también:
 Volver

Font Màgica
Lugares emblemáticos

Es una de las últimas obras que se realizaron para la Exposición Universal de 1929, consecuencia del cambio de orientación que sufrió ésta al ser asumida por la dictadura de Primo de Rivera. En 1928 se decidió convertir la avenida central en un “ascua de fuego” mediante la iluminación, de la que se encargó Carles Buïgas, quien ideó un nuevo tipo de fuente-surtidor con formas cambiantes del agua. Lo fundamental fue, no obstante, la enorme fuente situada sobre una plataforma levantada al final de la avenida, con la perspectiva del Palau Nacional al fondo.

Datos de contacto:

Plaça de Carles Buïgas 1