BookStyle | Guía de lujo en Barcelona y Madrid
       

Barcelona Style

Tendencias

Elegancia relajada

Abril 2017 | Tendencias | Moda | Mallorca

Diseñadores nativos y foráneos caen rendidos a la inspiración de Mallorca.
  • Lamair Studio © Ana Losange
  • © Rosario P
  • Joya Alcaparra © Damiá Mulet
  • Capazo © Antic Mallorca

La moda tampoco ha sido ajena al embrujo de Sa Roqueta y una legión de diseñadores que nació o eligió Mallorca como cuartel general. Nombres consagrados como Cortana o José Miró se mezclan con diseñadores pujantes como Pablo Erroz o Jessica Conzen, que están dando sus primeros pasos en las grandes pasarelas.

Bajo la famosa calma de Mallorca se esconde una isla en plena ebullición, con nuevos creadores y marcas que surgen desde hace poco. No es casualidad que muchos de los diseñadores que se concentran en esta isla, nativos o de adopción, coincidan en el 'estilo mallorquín': una elegancia relajada, en la que la corbata casi está desterrada. Los largos veranos y unos inviernos suaves hacen que el armario del insular esté dominado por camisetas, vestidos ligeros y sandalias. Los creadores de la Isla coinciden con esa informalidad uniformada, mientras defienden con fiereza la producción local, la recuperación de tradiciones o el cuidado del medioambiente. Bajo estas premisas se mueven firmas como Lamair Studio, Guate Va Vest o The White Box.

Rosario P., a su vez, muestra su propio carácter con piezas de vaporosa seda pintadas a mano, como si de un lienzo se tratara. Muestra de ese espíritu joven y playero están las marcas de camisetas como Rock Beach o Chabuché Colectivo, que muestran el lado canalla de la Isla.

En complementos, destaca la reconversión del tradicional palmito. Antic Mallorca se sirve de las famosas madones de Capdepera para inventar un nuevo cesto de mimbre. Y ejemplo del mestizaje que se respira en la Isla son los bolsos de El Hombre del Saco, que se sirve de tela de saco del payés o la roba de llengues aplicando patronaje japonés.

La joyería no es ajena al amor por la tradición renovada, como muestra Damià Mulet, que convierte la alcaparra o el marés (piedra con la que se hacen las casas antiguas) en el centro de atención de sus piezas ennoblecidas con oro y plata. Los collares multiétnicos de Pola Unique son el mejor ejemplo de la amalgama de culturas y épocas que se respira en Mallorca.

Larga vida a la roba de llengües
La tradicional tela mallorquina ha pasado de ser cortina o colcha de casa de la abuela a materia prima de colecciones de moda. Telares artesanales como Teixits Vicens, que nació en 1854, siguen con el centenario método de fabricación del tejido pero se atreven a darle un aire renovado tanto para decoración como para prendas de ropa.

AÑADIR COMENTARIO

0Comentarios